Historia

Historia

En 1993 surgió la gran idea de comenzar una escuela. Era una idea pequeña y diminuta, como una semilla, pero con fuerza suficiente para crecer y florecer.  Monarca quería ser una escuela distinta, en la que niños pudieran gozar de la aventura de aprender, de compartir, de cuestionar, de disfrutar.

En septiembre de 1996 se abrió preescolar con los primeros 30 niños. Desde entonces iniciaron programas educativos especiales que aún perviven: hortaliza, educación en la fe, animación a la lectura y filosofía para niños.  El siguiente año 20 familias más se integraron a la escuela. Comenzaron los primeros eventos culturales.

En el ciclo 1998-1999 se construyó un nuevo edificio y comenzó allí la primaria con gran emoción. Se organizó la semana cultural, la primera gran kermés de la creatividad  y los encuentros con Cristo.

En los años siguientes Monarca se fue enriqueciendo con nuevos proyectos: los viajes escolares, el periódico de los niños  “Aprendiendo o Volar”, la campaña de generosidad, los talleres vespertinos, la primera feria de las ciencias. El taller de básquetbol y polideporte, el grupo de teatro Serpentinas, el primer anuario de la escuela; comenzó el grupo de Espíritu y vida. En junio del 2004 se graduó la primera generación de alumnos que llegó a Monarca desde maternal.  Nació el programa Viva la biblioteca y se inauguró el Patio de juegos y lectura. Se compró un juego fenomenal para el jardín del preescolar. Comenzamos con el proceso de acreditación para la calidad.

En el ciclo 2005-2006 celebramos nuestros primeros diez años de vida con la inauguración del Centro Deportivo, el primer lugar en la olimpiada del conocimiento de zona y de sector, así como con la segunda etapa de la acreditación. ¡Todo el año fue una fiesta! En octubre 2006 se nos otorga oficialmente la certificación como Escuela de Calidad: la primera en Zamora. Ratificamos convenios externos, nuestros maestros se capacitan en el ITESM, inicia nuestra campaña ecológica: Guardianes del Planeta.

En el Ciclo escolar 2007-2008 nos equipamos con aulas electrónicas, comenzó la automatización de la biblioteca, fuimos ganadores por tercera vez consecutiva de la olimpiada del conocimiento y la selección deportiva es la campeona del torneo municipal. Un año de trabajo por los valores: Inicio de nuestra campaña Educar para la paz.

El ciclo 2008-2009 fue dedicado al impulso del arte, de la historia, del pensamiento lógico matemático y del trabajo por la integración comunitaria. En diciembre 2008 presentamos nuestro proyecto “Crecer entre la lectura” en el IV Encuentro de Promotores de Lectura dentro de la FIL Guadalajara. Inicia el programa “Leer en el viento”, extensión del proyecto de Formación de Grandes Lectores, seleccionado por el Comité Ciudadano de Cultura para formar parte del Programa de Desarrollo Cultural Municipal. Este proyecto abrió un espacio para compartir con otras comunidades menos favorecidas de nuestra ciudad un poco de lo que hemos logrado y aprendido en esta búsqueda de promover el gusto por la lectura.

En junio 2009 Monarca fue incorporada a Red PEA, (Plan de Escuelas Asociadas por la promoción de la paz y cooperación internacional a través de la educación) proyecto promovido por la UNESCO. Desde entonces las celebraciones mundiales, la difusión y promoción de la cultura y la educación para la paz se cristalizan en acciones cotidianas en la escuela.

2010  Más allá de las fronteras

A través de la campaña Ciudadanos del Mundo comenzamos formalmente los intercambios culturales con el estado de Chiapas y con España; nuestra escuela fue seleccionada para participar en el Proyecto Hampshire-México, enfocado en la educación por el desarrollo sustentable y avalado por el gobierno inglés a través del British Council; nuestros alumnos de 6° grado presentan el examen de inglés KET para obtener la certificación Cambridge y así poder ser evaluados con estándares internacionales.

2012 Inspirar curiosidad

La biblioteca se transforma en un Centro de Ideas: Áleph. Este lugar dinámico, equipado con tecnología, se convierte en un espacio sin fronteras para inspirar curiosidad y conocer el mundo entero. Áleph nos permite entender que la educación del siglo XXI no tiene fronteras ni tiempo ni lugar. Aprendemos siempre. Aprendemos conectándonos, comunicándonos y colaborando con otros. Monarca adquiere i pads para enriquecer el trabajo con una propuesta “ever green” que fortalece procesos de creación de productos originales y creativos para dar cuenta de procesos y aprendizajes.

2013-2014. Seguimos a la vanguardia

Monarca recibe por segunda ocasión el Global School Partenship award otorgado por el Consejo Británico de Educación. Toda la escuela participa en distintos proyectos y actividades de intercambio cultural, enriqueciendo así nuestra manera de ver y entender el mudo. Conectarnos con otros, colaborar con otros y construir productos juntos son retos que asumimos como ciudadanos del siglo XXI.

Monarca es una escuela que aprende y crece cada día. Satisfechos de estar aquí y de formar parte de una comunidad que sueña y lucha, que aprende y crece, que se transforma y vive intensamente, asumimos con entusiasmo, esperanza  y compromiso el reto de seguir  contribuyendo a la formación de muchos niños más…

En 2015-2016 Monarca cumple 20 años. Se escribe un nuevo capítulo en Monarca y lo celebramos convirtiéndonos en Aprendices del Pensamiento y desarrollando un plan de trabajo con cambios y mejoras, siempre teniendo en mente estar a la vanguardia educativa y ofreciéndole lo mejor a los niños. En esta nueva era, la gran meta es impulsar la construcción de una comunidad de aprendices en la que el diálogo y la práctica social situada genere procesos interactivos y dinámicos en los que todo acontecimiento sea una oportunidad para crecer.

En 2017-2018. Clubs de Aprendices. Se establece el programa de clubs, una comunidad de aprendices que trabaja en proyectos compartiendo intereses, colaborando juntos, aprendiendo a pensar creativamente y a dar a conocer descubrimientos y hallazgos. Los clubs se alinean con nuestro proyecto educativo: Crecer en la Ciencia, Crecer en el Arte, Crecer en la Literacidad, Crecer en la Paz y Crecer en la Multiculturalidad.

¿Para qué un club?

Para abrir los ojos, la mente y todos nuestros sentidos a una aventura de aprendizaje. Para observar, explorar y descubrir en todo momento. Para aprender con y de todos. Para celebrar comunicando y compartiendo hallazgos y creaciones.

En los clubs trabajamos preguntándonos lo que nos interesa. A partir de proyectos, actividades y juegos. Visitando lugares. Planteándonos retos posibles. Generando ideas originales y creativas.

Los clubs del ciclo escolar 2017-2018 fueron “Somos amigos”, “Hilando palabras”, “Robótica”, “Ciudadanos del mundo”, “Colores del tiempo”, aunque cada ciclo escolar algunos cambiarán o se renovarán para ofrecerle a los aprendices cada vez nuevas experiencias.