Centro educativo monarca tiene su propio sueño

Centro educativo monarca tiene su propio sueño

Queremos que cada niño tenga la posibilidad de descubrirse, construirse  y  decir de sí mismo:

  • Soy responsable de mi persona, de mi trabajo y de mi aprendizaje; reconozco mis capacidades, mis áreas de oportunidad y mi posibilidad de aprender no sólo ahora, sino a lo largo de mi vida.
  • Sé que no soy autosuficiente, que aprendemos unos de otros, que es valioso necesitar, pedir, aceptar y ofrecer ayuda.
  • Tengo confianza en mí mismo; también tengo confianza en ti, puedo convivir contogo en un clima de solidaridad, respeto y amistad.
  • Soy reflexivo, puedo elegir, decidir, discernir, criticar y cuestionar; también puedo autorregularme y recibir críticas y cuestionamientos.
  • Acepto tu forma de ser y puedo convivir contigo en tolerancia y con apertura, aunque nuestros sentimientos, pensamientos, percepciones y deseos lleguen a ser diferentes.
  • Sé colaborar y comprometerme contigo, proponiendo mis ideas y abriéndome a las tuyas; soy capaz de llegar a acuerdos que tiendan hacia el bien común, aun cuando esto implique cambiar mi postura.
  • Sé que vivimos en conexión con otros, incluso con los distantes; somos parte de una gran red de talentos que se potencian en la interacción.
  • Tengo derecho a preguntar, a dialogar y a expresarme en libertad; también me corresponde escucharte, comprenderte y responder a lo que tú expresas.
  • Puedo proponer mis iniciativas y proyectos, comunicarlos de diferentes maneras y buscar espacios para su realización; también puedo sumarme a tus iniciativas y proyectos asumiendo los límites que impliquen nuestra seguridad y el crecimiento de la comunidad.
  • Soy un guardián del planeta, cuido el impacto de mis acciones en el lugar que habito, asumo la responsabilidad de contribuir al bienestar de mi mundo.
  • Soy capaz de percibir los signos de mi entorno, estoy abierto al cambio, a la incertidumbre y a la transformación.
  • Tengo toda la esperanza y la alegría de vivir, disfruto de lo que hago, gozo de la naturaleza y de lo que me rodea; juego, río, soy sensible a ti y capaz de expresar, dar y recibir amor.
  • Soy una persona en construcción constante, cuya vida y acciones cobran sentido cuando se conectan con las tuyas y avanzan juntas en la búsqueda del bien común.

Monarca busca ser un escuela siempre en marcha, una escuela que aprende, que reflexiona crítica y dialógicamente en acción y en interacción transformativa; una escuela abierta a la diversidad y a los signos del entorno, una escuela propositiva, que trasciende los muros; un espacio que cultiva la esperanza y que contribuye en la construcción de un mejor mundo.